Home

B.Ch.D

Un día llega a tus oídos que el polémico director y antiguo skateboarder, Harmony Korine (Bolinas, California 1973) ha estrenado un nuevo film, algo llamado Spring Breakers (2012). Piensas en sus trabajos anteriores, como Gummo (1997) o Trash Humpers (2009) y en todos los temas que toca este director influenciado por el movimiento Dogma 95: la miseria, la juventud, el comportamiento humano, sentimientos confusos de la post-adolescencia, el materialismo capitalista, las relaciones retorcidas, los puntos de vista extremos, la violencia, el sexo, las drogas… todos los componentes servidos al espectador como una mezcolanza bizarra y de apariencia controvertida.

Spring Breakers cuenta la historia de un grupo de jóvenes, jovencísimas universitarias que desean romper con la rutina de los estudios escapando a Florida para participar en las macrofiestas de la temporada de “vacaciones de primavera”, un periodo que podría ubicarse en semana santa, pese a que en lo único que puede compararse es en que se celebran en la misma época del año. Las chicas atracarán un establecimiento de comida rápida con tal de conseguir dinero para el viaje. Una vez allí, en medio de la vorágine festiva y el desmadre alcohólico, donde el rapto drogota y la exhibición de carne fresca les lleva a ser detenidas. Un misterioso y elocuente personaje del rap, Alien, interpretado por James Franco, se ofrece a pagar su fianza con oscuras intenciones.

sb-fan-05

Fanart de la película. Fuente: springbreakersmovie.com

Que las protagonistas del film sean las estrellas de la tele infanto-juvenil Selena GomezVanessa HudgensAshley BensonRachel Korine y Gucci Mane solo puede ser considerado un reclamo burdo pero nada barato. Con la elección de estas actrices se puede intentar creer que Korine pretende retratar la corrupción de la pureza. Y tal. Pero sería leer demasiado entre líneas, cuando lo conseguido se asemeja más a una maniobra de autopromoción de las “artistas”. No deja de ser un detalle curioso, pero nada más pues las interpretaciones de las chiquillas dejarían frío a la Antorcha Humana. Puntazo para la escena donde casi se convierten en el premio de una partida de billar.

Resaltar el trabajo de fotografía y montaje, punto que sí nos recuerda a los anteriores trabajos de Korine, con planos de cámara en mano, cortes y expresiones videocliperas, recursos cinematográficos, como las cámaras lentas de colores brillantes con tetas botando.

Mención para James Franco, últimamente encumbrado gracias a películas como Howl (2010) o los pelotazos taquilleros de Spiderman. Su personaje en la película (Alien) es el que trae el contrapunto sórdido, representando al corruptor, el manipulador sibilino, el ambicioso productor de cine (sí, cine porno) que ve una oportunidad capitalista de aprovecharse de los demás y la coge al vuelo. Buscavidas de apariencia rap con la boca llena de metal, materialista, nos muestra la oscuridad oculta tras cualquier macrofiesta, que existe  como un rincón sucio de años en un baño inmaculado.  Mencionar que, al parecer, este personaje está inspirado en una persona real, el rapero Riff Raff.

“Bikinis y culitos es lo único que importa”

“Yo solo busco ganar pasta. Soy un gangster con corazón de oro.”

La película, a ratos vacía, a ratos superficialmente reflexiva, promulga las ideas de “niñas-mujeres” que dejan atrás su inocencia para sumergirse en un mundo donde los medios justifican los fines. También la idea de “chicas malas”, un cliché tan manido que cuesta trabajo digerirlo otra vez.

Si, la cinta tiene violencia, tiene sexo (sugerido), drogas (sale algún paquete… o que alguien se drogó…), prostitución (demasiado sugerido), colorines y tiros. Es un auténtico timo, pero un timo de Harmony Korine. El director propone una fantasía nihilista de juventud salvaje pero que no llega a serlo. Una mirada tibia, lejos de aquellos Trash Humpers que empotraban contenedores, farolas y martilleaban la cabeza de una muñeca infantil. Como si el director intentase hacer un filme para un público más amplio que incluyera a los espectadores rebeldes de la MTV y Disney Channel. Si pertenece usted a alguno de estos colectivos, la película le encantará, pues le parecerá transgresora y fresca. Si no pertenece a ninguno, pruebe a verla, compre la edición en bluray, compre una camiseta por Internet y dele una satisfacción al tito Harmony Korine.

Anuncios

Un pensamiento en “Spring Breakers, los ángeles mentirosos de Harmony Korine

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s