Home

B.Ch.D

Asistimos a un momento de crisis para el sistema político que surgió tras la Transición. Las instituciones que nacieron del acuerdo constitucional están sufriendo el paso del tiempo y acusan erosión. La diferencia de fuerzas que tuvo lugar durante el proceso de transición, como apunta Viçent Navarro en su artículo “La monarquía, centro del stablishment español”, dio lugar a unas instituciones débiles y mal comprendidas, deficientes ya en el momento de su nacimiento.

Una de ellas fue la Corona de España. Esa Corona que está desmoronándose. Los problemas son cinismo, hipocresía y corrupción, siendo éste último el más evidente. Pueden intentar convencernos de que se trata de algo necesario, mostrarnos los movimientos solidarios que realizan y lo bien que representan a España en el extranjero. Pueden sacar a Juan Carlos I El Campechano, comiendo bocadillos con la tropa y llevar a Felipe a inaugurar exposiciones, cursos y entregas de premios distinguidos con ese porte borbónico tan elegante.

Sin embargo, ahí tenemos a Iñaki Urdangarín, presunto máximo responsable de la trama de corrupción del Caso Noos. Este caso es como un agujero negro estelar. La potencia de la gravedad que ejerce sobre los demás cuerpos celestes los atrae inexorablemente al interior del agujero, del cual ni siquiera la luz puede escapar.

Iñaki Urdangarín, marido de la Infanta, acusado en la trama Noos. Fuente: noticiasdegipuzkoa.com

Iñaki Urdangarín, marido de la Infanta, acusado en la trama Noos. Fuente: noticiasdegipuzkoa.com

Demostración de esto es la imputación en el caso de la Infanta Cristina, la hija del rey casada con Urdangarín. Fue citada para declarar el pasado tres de abril. Los medios estallaron en titulares al respecto. La Casa Real estaba perpleja. No podía creer que se diera peso a los muchos indicios que apuntan a que la Señora conocía los manejos corruptos de su marido, sospechas certificadas por los documentos aportados por el exsocio de Urdangarín, Diego Torres. Es algo histórico, una Infanta llamada a declarar, ¡qué escándalo! A más de un monárquico se le debió de caer el monóculo de la impresión.

Cristina de Borbón. Fuente: irtve.es

Cristina de Borbón. Fuente: irtve.es

Para el Juez, que Cristina apareciera en los folletos de la empresa como vocal, que tuviera acciones en la empresa Aizoon, tapadera de Urdanga, así como otros doce motivos, fueron suficientes para dar un golpe de efecto sobre la instrucción a punto de concluir. Por supuesto, la fiscalía se opuso a citar a la hija del Rey. El fiscal Horrach tuvo que enfrentarse al papel de defender la honra de una persona acusada con argumentos de peso, mientras sudaba a mares debido a las presiones que dijo que no haber recibido por parte de las altas esferas monárquicas. Por su parte, la Casa Real tiró de la agenda de la Transición, llena de telarañas. Así, desempolvó a un superviviente de la mesa, el abogado Miguel Roca, dueño de uno de los bufetes de abogados más importantes de España. Él, encantado. Dijo que le había llamado el rey en persona. El gobierno se apresuró en aclarar que no iba a encargarse del pago de la representación legal de la Corona. Hasta hoy, once de abril, día en el cual la Abogacía del Estado suscribe la apelación en contra que sugiere la Fiscalía anticorrupción de Horrach. No ha hecho falta esperar demasiado.

Hablando del desprestigio imparable de la Casa Real, deberíamos fijarnos en los temas que tienen como responsable al dueño de la casa. Últimamente le vemos demasiado por televisión. Se parte la cadera durante una cacería de elefantes en Botsuana con cargo al Estado. Hecho por el que luego se disculpó. También por la tele. Además por sus acciones estamos obligados a escuchar eufemismos vergonzantes en las noticias. Todo para poder referirse a Corinna zu Sayn-Wittgenstein, tales como “amiga entrañable del rey” “apoyo insustituible” o “persona que ha realizado trabajos de alto secreto para España”. Por si fuera poco, ahora también le atribuyen una fortuna escondida en el paraíso fiscal de Suiza. Quizá con la secreta intención de no tributar impuestos en España. Pero, ¿es que la Corona ha pagado impuestos alguna vez? ¿No es absurdo que paguen impuestos, dado que los impuestos de los españoles sirven para sustentarla?

El Rey y Corinna. Fuente: vanitatis.com

El Rey y Corinna. Fuente: vanitatis.com

Lo verdaderamente indignante del caso no es la desfachatez, la corrupción nauseabunda o el deterioro internacional de la imagen de España. Es la impunidad con la que se va a solventar todo el asunto. Nadie va a pagar por la trama Noos. Nadie pagará por la supuesta evasión fiscal. Toda la cúpula de la Corona está protegida por la Constitución. Intocables. Jamás serán procesados como cualquier ciudadano que haya cometido un crimen. Los jueces recularán sus decisiones, los fiscales serán presionados. De momento, el testimonio de Cristina ha sido ya demorado hasta el veintisiete de abril. Habrá que ver si no se retrasa tanto que quede fuera de la instrucción del caso. Por su parte, Urdangarín anunció el pasado ocho de abril que aceptaba un trabajo que le ofrecían en Qatar, llevando la dirección deportiva de la selección de balonmano de aquel país. Una nación que carece de tratado de extradición con la nuestro. De modo que Iñaki, si vuelve, será por conciencia propia. Mientras tanto, su exsocio, Diego Torres, estará satisfecho. Ha ligado su futuro a una figura institucional intocable.

El día después de la imputación a Su Alteza Real Infanta Cristina Federica Victoria Antonia de la Santísima Trinidad de Borbón y Grecia, la Casa Real difundía un documento en el cual se pedía que la institución fuera aceptada en la nueva Ley de Transparencia que prepara el Gobierno. Un movimiento descarado que busca limpiar en algo el fango en el cual se está sumiendo la monarquía. Los monárquicos, los juancarlistas, los rancios defensores del antiguo régimen, los políticos podridos, los periodistas lameculos, todos ellos se están quedando sin argumentos. Demasiado rápido.

2 pensamientos en “Sucia Monarquía

  1. Pingback: Sucia Monarquía

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s